La Mano Zurda

Economía

La balanza comercial española vive una de sus mejores etapas

Escrito por lamanozurda 22-05-2017 en Prácticas. Comentarios (0)

La balanza comercial es uno de los indicadores que mejor refleja el comercio exterior de un territorio cualquiera. Por ello, calculando la diferencia entre exportaciones e importaciones durante un periodo de tiempo se puede ver si el territorio analizado tiene un superávit comercial (cuando son mayores las exportaciones, es decir, lo que se vende al exterior) o por el contrario se encuentra en situación de déficit comercial (compra más de lo que vende, por lo tanto, son mayores las importaciones).

En cuanto a España, se puede decir que históricamente ha sido un país en déficit comercial puesto que desde 1990 siempre ha tenido más importaciones que exportaciones. Pero basta con analizar la situación que ha vivido la balanza comercial española desde el inicio de la crisis económica (2007) hasta la actualidad para comprobar cuál es la situación que viven las arcas españolas en cuanto a la diferencia entre exportaciones e importaciones.

Así de este modo se puede ver que en 2007 el Estado español tuvo una etapa de enorme déficit puesto que compró bienes por más de 100.000 millones de euros de los que vendió (285.083’3 millones en importaciones por 185.023’2 en exportaciones). Esto hace indicar que el saldo de la balanza comercial fue un indicador más del grave momento por el que iba a pasar España.

Sin embargo, desde entonces este saldo ha ido mejorando con los años encontrando un gran descenso en 2009 cuando el Estado recibió 159.889’6 millones por los 206.116’2 que gastó, es decir, un total de -46.226,6 lo que suponía casi la mitad que en 2008 (-94.159’9 millones de euros de saldo comercial). Esta situación estuvo reforzada en la anterior crisis comentada, puesto que debido a la mala época financiera el Estado compró menos bienes y pudo reducir el saldo.

A partir de entonces la balanza comercial española ha ido intercalando años de subidas y bajadas, siempre en déficit. La situación empeoró en 2010 (-53.171’6 millones), pero seguidamente vivió tres aumentos continuados en 2011 (-47.910’3), 2012 (-31.831,0) y 2013 (-15.955’4) debido a la entrada del nuevo gobierno en el Estado español y con él a las políticas de austeridad económica como bien reflejan los datos de importaciones (siempre en descenso salvo en 2011) y los de exportaciones (siempre en aumento, destacando los más de 30.000 millones recibidos en 2011 respecto a 2010, factor que desde entonces se ha conseguido mantener en buenas cifras financieras).

Por último 2014 y 2015 significaron años de empeoramiento en la balanza puesto que el saldo disminuyó hasta los más de 24.000 y 26.000 millones, respectivamente. Sin embargo, contando con los últimos datos contabilizados hasta la fecha, es decir, la balanza de 2016 que se sitúa en un saldo por encima de los -20.000 millones, se puede decir que la situación comercial española en cuanto a exportaciones e importaciones ha mejorado considerablemente desde el inicio de la crisis.

En conclusión, 2007 significó el inicio de la crisis financiera, pero también el peor año de la balanza comercial española y aunque la propia crisis ayudó a que el saldo entre exportaciones e importaciones se redujese con un descenso de los gastos y un aumento del dinero recibido, la gran mejoría de la balanza llegó a partir de 2011 y que deja a día de hoy al país en un saldo de -19.754’2 millones de euros, es decir, casi un aumento de 80.000 puntos respecto a nueve años atrás.


Mercados afianza el dato de El Mundo los domingos

Escrito por lamanozurda 25-04-2017 en Prácticas. Comentarios (0)

El pasado 20 de abril se hacía público el Estudio General de Medios (EGM) que destacaba que el diario generalista El Mundo se afianzaba como el segundo medio más leído dentro de la prensa no especializada con 715.000 lectores diarios, un dato que aumenta hasta los casi 850.000 en domingos. A este dato ayuda el suplemento ‘Mercados’ que el periódico contiene el último día de la semana y que detalla de un modo diferente a Expansión (también del grupo Unidad Editorial) la actualidad económica.

‘Mercados’ es propiedad de Unidad Editorial, como ya se ha comentado, siendo Marcos Iriarte su redactor jefe y responsable de la edición del suplemento. Al periodista le acompañan en la redacción Raquel Villaécija, Carlos Fresneda, Luis Alberto Álvarez o María Hernández, además de colaboradores como Jordi Sevilla quien tiene tres cuartos de página en cada edición.

En cuanto a las secciones, el suplemento se divide en Empresas donde se detalla la actualidad económica asó como lo referente al sector empresarial, Su Dinero con artículos destinados a mirar por la microeconomía, Innovadores tal y como refleja el nombre sobre novedades y futuro y Emprendedores & Empleo sobre la búsqueda de trabajo y el saber encontrar nuevos nichos de mercado.

Referente a las ventas, como ya se ha reflejado al principio de este artículo, ‘Mercados’ pertenece se encuentra dentro del diario El Mundo y por ello tiene el mismo número de lectores que este, cerca de 850.000. Como consecuencia de estar asociado a este periódico es también un suplemento destinado a un público generalista que se interesa por la economía de una forma diferente a la actualidad que destina el diario generalista pero sin llegar a tener la especialización de las publicaciones puramente económicas como sería Expansión dentro del grupo Unidad Editorial.

Con todos estos datos podemos decir que ‘Mercados’ supone uno de los alicientes que lleva a que El Mundo tenga más lectores los domingos que el resto de los días de la semana y que además sirve para completar la extensa información de la sección de economía del propio diario. Pero en cuanto al lado negativo hay que resaltar que este suplemento, al igual que el periódico, no es ajeno a la crisis por la que pasan los medios impresos y comparando los datos de difusión de finales de 2016 a principios de 2017, la publicación ha pasado de tener 761.000 lectores a 715.000. Una pérdida de casi 50.000 clientes que se ha traducido en más despidos, situaciones precarias y contratación de autónomos, tres características que tienen marcado al grupo Unidad Editorial desde que en mayo de 2016 se hiciese efectivo el ERE en todas sus redacciones. 


Conclusiones sobre las becas académicas

Escrito por lamanozurda 07-03-2017 en Prácticas. Comentarios (0)

Las becas por estudios son a día de hoy un tema recurrente en los medios de comunicación y en cuanto a interés supone en la sociedad, puesto que para la gran mayoría, la educación, representa la tercera preocupación solo por detrás del paro y la corrupción. Por este motivo, en relación a la encuesta realizada y a los resultados presentados en el grupo de la asignatura, saco las siguientes conclusiones y reflexiones personales sobre lo opinado por los entrevistados.

Visto que la mayoría (57,9%) piensa que el sistema de becas en España no es justo porque se destina menos dinero del que considera que se debería presupuestar para este tema, en mi opinión, la cantidad que el Estado proyecta para las becas es adecuada. Basándome en los datos aportados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD), las becas reciben el 59,3% del dinero destinado a la Educación en los Presupuestos Generales. Hay que tener en cuenta que estos datos pertenecen a 2016, ya que al no haber mayoría en el Gobierno ni acuerdos políticos, los Presupuestos de 2017 se han visto prorrogados por los del año anterior.

Es decir, de los casi 2.500 millones de euros que recibe la Educación, 1.400 millones van a parar a las becas. En mi opinión una cantidad considerable y de la que creo que en España, por la forma de ser de los españoles no se aprovecha en su totalidad. Con esto no quiero decir que no se deba destinar más dinero a las becas, ya que para que estas reciban más, la Educación debería tener mayor peso en los Presupuestos (actualmente tiene un 9% del total), sino que la cuantía que estas reciben, en función del total que podrían dentro de su área, es adecuada.

Además, considero que las becas en España se deciden a quien van destinadas en su mayoría por temas económicos, ya que los requisitos académicos que se piden son muy bajos (en algunas carreras basta con aprobar el 60% de las asignaturas matriculadas). Por esto debería tener más importancia el estudiar y sacar buenas notas que el que tiene en la actualidad. En mi opinión, que muchas becas no se decidan por sacar un 9 o un 5 acaban repercutiendo en un nivel académico bajo, desaprovechamiento del tiempo y las clases y por consecuente, que el Estado vea como parte del dinero público acaba sin efecto en un sector tan decisivo para el futuro como la Educación.

Por último, en mi caso la única beca de estudios que he recibido fue por una estancia Erasmus en Bruselas. Mis conclusiones de las ayudas que el Ministerio de Educación me concedió, mayores que las asignadas por la Unión Europea y a las cuales tuve la oportunidad de acceder por el nivel de idiomas demostrado, es que la cantidad que reciben los estudiantes españoles es insuficiente. La ayuda total es de 250€ al mes, una cuantía escasa para cubrir las necesidades de transporte, dietas y estudios en un país de nivel económico como Bélgica. La Unión Europea considera que esta región tiene el nivel 2 (al igual que España), de 3 posibles, en la escala económica del continente, cuando para nada es así, ya que las rentas y los precios belgas son más altos que los españoles.