La Mano Zurda

Conferencias

El intrusismo en el Periodismo es problema de los periodistas

Escrito por lamanozurda 29-03-2017 en Conferencias. Comentarios (0)

¿Se imagina acudir a un hospital, con una herida grave, y que la persona que le atienda no haya estudiado Medicina, Farmacia o carreras similares? Sería una locura, ¿no? Un economista atendiendo una cirugía, un futbolista dirigiendo una operación de rodilla… Inviable. ¿Y si lo hiciese un periodista? O mejor aún, y ¿si estas profesiones estuviesen acaparando el Periodismo? Esto a día de hoy ocurre y está dejando a miles de periodistas sin una ocupación remunerada.

El pasado miércoles se celebró en la facultad de Ciencias de la Información de la UCM el I Foro de Colegios de Periodistas, una mesa redonda donde se trató una de las grandes lacras del Periodismo, el intrusismo. Con la participación de la presidenta de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE) y la colaboración de los decanos de los colegios de periodistas de Murcia y La Rioja, además de la presencia del vicepresidente de periodistas de Navarra, el coloquio trató de conquistar el sentimiento de los futuros informadores para que los colegios y las asociaciones ganen fuerza a fin de evitar el intrusismo en la profesión.

“El periodismo da miedo a demasiada gente”, una frase dicha por Juan Antonio de las Heras, decano del colegio de Murcia, que define las trabas que tiene la profesión para que sea colegiada. Esta afirmación dirige hacia una pregunta: ¿Quieren las figuras noticiosas, que aquellas personas que informan a la sociedad lo hagan de una manera preparada, profesional y objetiva?

El marco legal tampoco ayuda a la causa de los colegios. Los artículos destinados al derecho a la información que aparecen en la Constitución Española hablan de profesionales de la información, no de periodistas. Y al fin y al cabo profesional es un concepto difuso, cualquiera puede serlo, esto no ocurre así con los periodistas, pues para serlo necesitas un título que lo acredite, como cualquier profesión.

Llegamos así a los datos. Más de un 16% de los periodistas españoles se encuentra en paro, el 25% es autónomo y más del 60% cobra menos de 2.000 euros mensuales. El periodismo está en crisis, eso se dice. Pero esta crisis no es de información ni de valores, es un problema de defensa de la profesión. Los colegios y asociaciones que se dedican a la lucha de los periodistas carecen de fuerza para sustentar los derechos de estos y exigir a las empresas que contraten a personas con el título, no a médicos o economistas.

Un problema de contratación que reflejó Javier Alonso García, decano del colegio de La Rioja: “Es una vergüenza que teniendo estos números se contrate a no periodistas”. Desde mi punto de vista esto no incumbe a las empresas, pues ellas contratan a los más válidos para el puesto. Es cuestión de los gobiernos que no obligan a ello y de los periodistas que no luchan juntos por ello.

Y así llegamos de nuevo al inicio, el Foro de Colegios. Un coloquio que estaba previsto que comenzase a las 12:00 horas y que se retrasó hasta casi una hora después porque a la hora de inicio había cinco asistentes. Cinco estudiantes de periodismo preocupados por el intrusismo, en una facultad de más de 2.000 alumnos, al final la mesa redonda consiguió juntar a unas 50 personas. Quizás la culpa de que un futbolista cope las tertulias deportivas es problema de los periodistas. Si no luchas codo con codo, es imposible vencer. Lo vemos día tras día, ¿les interesa a todos los periodistas que se colegie la profesión? Parece que no.

Perfil Mónica Pérez de las Heras

Escrito por lamanozurda 26-02-2017 en Conferencias. Comentarios (0)

monica-perez-heras.jpg

Mónica Pérez de las Heras es una periodista medioambiental con una larga carrera a sus espaldas y una de las primeras mujeres que se atrevió a hablar sobre el medio ambiente en la prensa española. Esta periodista participa hoy en día en diversos medios, cursos, conferencias y asociaciones que le ayudan en la que para ella es su principal labor “contribuir a que este mundo sea algo más humano”, además ha trabajado en medios que marcaron la España del siglo XX (Diario 16) o que siguen operando (Intereconomía), en gabinetes de comunicación (Conserjería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía) y en asociaciones animalistas (RAINFER para la recuperación de primates). En definitiva, una todoterreno del periodismo medioambiental que desde pequeña ya tenía claro a lo que se iba a dedicar.

Fue esta pasión desde el inicio de su carrera la que le llevó a superar a aquellas personas que creían que el medio ambiente nunca tendría un hueco en el periodismo. Mónica consiguió hacerse un hueco gracias a su iniciativa y, de la mano de Elle, logró ser pionera en España al abrir una sección medioambiental que con el paso de los años inspiraría a otros medios. Este dinamismo le llevó, entre otras cosas, a ser una de las fundadoras de la Asociación de Periodista de Investigación Medioambiental (APIA) y a lograr que se destinasen más periodistas españoles a las cumbres mundiales sobre el cambio climático.

Mónica jamás ha parado de aprender, “nunca hay que dejar de hacerlo”, y ante los alumnos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) relata algunas de las que para ella fueron sus más extrañas lecciones. Como el día que en pleno incendio en la sierra de Cazorla, siendo jefa de prensa de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, le tocó ordenar dónde tenía que aparcar un helicóptero. Ella, que jamás había reparado en ello, era la máxima autoridad presente sobre el terreno y tiró de intuición con la aeronave.

Pero ha sido este aprendizaje a lo largo de los años el que le permite dar consejos a los periodistas más jóvenes. “Iniciativa”, ella siempre la ha tenido y ahora se lo pide a las nuevas generaciones, también “saber hablar en público y dominar el inglés”, algo que debería ser básico en un comunicador, y estar preparado para cualquier momento, porque el periodismo no es algo intuitivo, es “de sorpresa en sorpresa y más el medioambiental”, donde los fenómenos naturales surgen sin previo aviso.

Palabras de una enamorada del periodismo, la profesión que le ha llevado a donde otras personas no pueden llegar. Algo de lo que nunca se arrepentirá, pues gracias a esta carrera ha conocido a Nelson Mandela, a la Madre Teresa de Calcuta o a ha tenido la oportunidad de trabajar con Cristina Narbona, la que para ella es “la mejor ministra de Medio Ambiente que ha tenido España”.

En resumen, Mónica es una de las personas que ha conseguido que el periodismo medioambiental tenga hoy en día la importancia que posee, aunque a ella le gustaría que fuese a más. Su piel de rinoceronte, como buena comunicadora, le ha llevado a aguantar los envites de las críticas y a ser una de las pocas personas que ha “tenido la oportunidad de marcharse de los trabajos que le ha dado la gana”. Una especie que por lástima escasea, la de aquellos que tratan de hacer el mundo mejor, pero para ello siempre deja su huella en un deseo: “ojalá que todos seamos tripulantes responsables de la Nave Tierra en la que todos viajamos”.