La Mano Zurda

El dinero es mucho más que moneda

¿Cuál es el valor del dinero? ¿Tienen la misma utilidad cinco euros en 2017 que cinco euros en 2003 o el equivalente en pesetas (831,93 en 1995)? La respuesta es clara, no. El concepto de valor cambia con el paso del tiempo y el dinero, bien ligado a medir el valor influye con gran notoriedad sobre éste. Esto se puede apreciar en la exposición sobre “El Dinero” en el Museo Arqueológico Nacional, una muestra en la que el visitante puede ver a lo largo del inmenso pasillo lleno de vitrinas con monedas y objetos de valor cómo este artilugio ha sido esencial en la historia de las civilizaciones humanas.

“Medio de cambio o de pago aceptado generalmente”, así define la Real Academia Española al dinero y con ello distingue la creencia habitual en la sociedad del siglo XXI de que el dinero solo es moneda. De esta forma también se puede apreciar en la exposición y desde un principio se trata de inculcar que “la moneda es más que dinero, y el dinero es mucho más que moneda”. Por ejemplo, podemos ver cómo en la época del Imperio Romano, los soldados eran pagados con sal por la importancia que tenía este producto en la antigüedad, así también como en Grecia donde los esclavos eran cambiados por puñados de sal, algo que dio lugar a concepto de salario.

Por lo tanto, esta sustancia blanca fue en su momento la mayor medición de dinero, así como máscaras de tribus, trozos de metal controlados por un Estado o losas de piedra que podían ser canjeadas por distintos productos. Unos elementos que se asemejan a las actuales tarjetas de crédito tan habituales en la sociedad moderna y que cada vez ganan más y más fuerza como sustitución de billetes y monedas.

Haciendo de nuevo hincapié en la moneda, en su momento de mayor igualdad (en lo que en la Unión Europea supone) ha sido desde su nacimiento en Lidia, actual Turquía, y en China a finales del siglo VII a. C. diferente en cada territorio y siempre cambiante en su valor. Por ejemplo, en Grecia cuando aún el trinomio moneda-dinero-valor no estaba tan asentado, los difuntos eran enterrados con monedas para que en su viaje al más allá pudiesen pagar a Caronte, barquero de Hades, o de lo contrario vagarían durante 100 años sin rumbo.

Así seguiría evolucionando la moneda, pasando de formas e identificaciones diversas hasta llegar a las conocidas en la actualidad, comúnmente redondas y de difícil falsificación, pues desde que existe este producto existe su intento de copia falsa para acumular más riqueza.

“El dinero”, una exposición que cobra gran importancia en la actualidad por lo que el trinomio anteriormente mencionado supone. En pleno siglo XXI, época del capitalismo, todo se mide en dinero y poco se consigue sin valor, el valor que cada uno aplique a sus logros rutinarios. Ya se sabe, “poderoso caballero es don dinero” y la historia de este nos ha enseñado a que cada individuo puede ser rico en dinero, solo hay que saber encontrar esa importancia y dar el valor que cada cosa constituye.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: