La Mano Zurda

Obituario ficticio. Juan Roig, el presidente que cambió el concepto empresarial de los supermercados españoles

Mercadona pasó de ser un negocio de ultramarinos a tener casi 1.600 establecimientos en toda España


Los empresarios españoles no suelen pasar a la historia por mucho que logren levantar sus compañías. Es más, si estas llegan a una posición de liderazgo en su sector, son sus sociedades las que pasan a ser reconocidas por delante sus dueños. Por el contrario, si son los propietarios los que captan la atención de los medios de comunicación, ellos acabarán convirtiéndose en capitalistas con hábitos muy extraños para los ciudadanos corrientes. El caso de Juan Roig lleva la contraria a todas estas premisas.

Nacido en Valencia el 8 de octubre de 1949, Juan Roig Alfonso falleció el pasado martes 28 de marzo a los 67 años de edad, consecuencia de un infarto de miocardio mientras se encontraba en su residencia natal. Roig, hijo de los también empresarios Francisco Roig Ballester y Trinidad Alfonso Mocholí, fue presidente de Mercadona desde 1981 hasta su trágico deceso. Hermano de Francisco, Amparo, Vicente, Trinidad, Fernando y Alfonso (todos relacionados con el mundo de los negocios), contrajo matrimonio en 1990 con Hortensia Herrero con la que tuvo cuatro hijas (Hortensia, Juana y las gemelas Carolina y Amparo).

Hay un antes y un después en la forma de concebir el concepto de supermercado desde que Mercadona se adentró en la sociedad española. Juan tomó las riendas del negocio creado por sus padres que pasó de ser un conglomerado de carnicerías (Cárnicas Roig) a un supermercado denominado por el juego de palabras “Mercado de la mujer” (“Mercat de dona”, en valenciano). Aunque en un principio Mercadona SA fue adquirida por Juan, su mujer y tres de sus hermanos, en 1990 la pareja compró parte de las acciones del resto de los Roig hasta hacerse con la mayoría, comenzaría así la expansión empresarial y la revolución del comercio de ultramarinos al expandirse desde la Comunidad Valenciana a Cataluña, Andalucía y así hasta conseguir los casi 1.600 locales que deja en 2017 por todo el territorio español.

La clave de su triunfo parece sencilla, pero es difícil de aplicar en una empresa de gran tamaño: capital familiar, precios bajos y permanentes, productos de calidad y la humildad. Esta última característica sería el sello de Juan, humildad y timidez, pero con carácter de liderazgo y visión de futuro. Deja a Mercadona con unos ingresos de más de 20.000 millones de euros anuales, cerca de 75.000 empleados y como la segunda empresa española en facturación, por detrás de Inditex.

Juan fue Premio Príncipe de Asturias de la Excelencia Empresarial 2010, Doctor Honoris Causa por la Universidad Politécnica de Valencia y participó en diversas causas sociales a través de la Fundación Trinidad Alfonso. El segundo empresario más rico de España, según Forbes, tras Amancio Ortega fue el más sencillo. Daba clases en una escuela de jóvenes emprendedores y su tiempo de ocio lo dedicaba al tenis y a su gran pasión lejos de los negocios, el baloncesto, pues también fue máximo accionista del Valencia Basket.

Durante estos días se dará a conocer quién pasa a dirigir Mercadona, pues no había testamento escrito, aunque lo más normal es que su patrimonio pase a formar parte de sus hijas o de su mujer propietaria del 28% del capital de la empresa. Juan Roig será enterrado este miércoles en la localidad de Pueblo Nuevo (Valencia), pueblo natal de su padre y donde descansa desde 2003. Se fue el presidente que cambió el concepto empresarial de los supermercados españoles.

“Este es un obituario ficticio realizado como práctica para la asignatura de Periodismo Especializado en economía y medio ambiente.”

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: