La Mano Zurda

Blog de Adri Arranz

Soy Adrián Arranz Cuesta. Actualmente estudio Periodismo en la UCM. Destaco mi devoción por el desarrollo de información política, deportiva y cultural.

La balanza comercial española vive una de sus mejores etapas

Escrito por lamanozurda 22-05-2017 en Prácticas. Comentarios (0)

La balanza comercial es uno de los indicadores que mejor refleja el comercio exterior de un territorio cualquiera. Por ello, calculando la diferencia entre exportaciones e importaciones durante un periodo de tiempo se puede ver si el territorio analizado tiene un superávit comercial (cuando son mayores las exportaciones, es decir, lo que se vende al exterior) o por el contrario se encuentra en situación de déficit comercial (compra más de lo que vende, por lo tanto, son mayores las importaciones).

En cuanto a España, se puede decir que históricamente ha sido un país en déficit comercial puesto que desde 1990 siempre ha tenido más importaciones que exportaciones. Pero basta con analizar la situación que ha vivido la balanza comercial española desde el inicio de la crisis económica (2007) hasta la actualidad para comprobar cuál es la situación que viven las arcas españolas en cuanto a la diferencia entre exportaciones e importaciones.

Así de este modo se puede ver que en 2007 el Estado español tuvo una etapa de enorme déficit puesto que compró bienes por más de 100.000 millones de euros de los que vendió (285.083’3 millones en importaciones por 185.023’2 en exportaciones). Esto hace indicar que el saldo de la balanza comercial fue un indicador más del grave momento por el que iba a pasar España.

Sin embargo, desde entonces este saldo ha ido mejorando con los años encontrando un gran descenso en 2009 cuando el Estado recibió 159.889’6 millones por los 206.116’2 que gastó, es decir, un total de -46.226,6 lo que suponía casi la mitad que en 2008 (-94.159’9 millones de euros de saldo comercial). Esta situación estuvo reforzada en la anterior crisis comentada, puesto que debido a la mala época financiera el Estado compró menos bienes y pudo reducir el saldo.

A partir de entonces la balanza comercial española ha ido intercalando años de subidas y bajadas, siempre en déficit. La situación empeoró en 2010 (-53.171’6 millones), pero seguidamente vivió tres aumentos continuados en 2011 (-47.910’3), 2012 (-31.831,0) y 2013 (-15.955’4) debido a la entrada del nuevo gobierno en el Estado español y con él a las políticas de austeridad económica como bien reflejan los datos de importaciones (siempre en descenso salvo en 2011) y los de exportaciones (siempre en aumento, destacando los más de 30.000 millones recibidos en 2011 respecto a 2010, factor que desde entonces se ha conseguido mantener en buenas cifras financieras).

Por último 2014 y 2015 significaron años de empeoramiento en la balanza puesto que el saldo disminuyó hasta los más de 24.000 y 26.000 millones, respectivamente. Sin embargo, contando con los últimos datos contabilizados hasta la fecha, es decir, la balanza de 2016 que se sitúa en un saldo por encima de los -20.000 millones, se puede decir que la situación comercial española en cuanto a exportaciones e importaciones ha mejorado considerablemente desde el inicio de la crisis.

En conclusión, 2007 significó el inicio de la crisis financiera, pero también el peor año de la balanza comercial española y aunque la propia crisis ayudó a que el saldo entre exportaciones e importaciones se redujese con un descenso de los gastos y un aumento del dinero recibido, la gran mejoría de la balanza llegó a partir de 2011 y que deja a día de hoy al país en un saldo de -19.754’2 millones de euros, es decir, casi un aumento de 80.000 puntos respecto a nueve años atrás.


Un bosque para el planeta tierra: la ONG que une países gracias al medio ambiente

Escrito por lamanozurda 16-05-2017 en Prácticas. Comentarios (0)

¿Se imagina ir en bicicleta de España a China? Este es un reto posible, son 12.822 kilómetros y en 2012 Diego Ballesteros Cucurull, una persona a la que el ser atropellado le sugirió la idea de ser deportista discapacitado, lo consiguió anteponiéndose a todos los problemas que le surgían. Pero, ¿y si ese camino que recorrió Diego fuese por todo un bosque que uniese estos dos países? Sin duda alguna eso significaría que el planeta sería un lugar mucho más saludable.

“Crear un bosque que recorra todo el planeta”, ese es el principal objetivo de la ONG ‘Un bosque para el planeta tierra’. Esta organización establecida en Burgos fue creada para realizar actuaciones en favor de la fauna y la flora con proyectos que no se dirijan solo a la región en la que se encuentra su sede, sino a todo el mundo, pues los factores medio ambientales de China influyen sobre el ecosistema de España. Bajo la idea de estar “locos por el medioambiente” (como reconocieron en una entrevista al Diario de Burgos) los fundadores de esta ONG son un grupo de amigos que están hartos del maltrato que los seres humanos están realizando sobre la naturaleza y que desde finales de 2013 se propusieron el objetivo de unir culturas y países gracias a un bosque que nazca en Burgos.

En el afán de su gran meta, la ONG está abierta a todo tipo de donaciones que se pueden realizar con un simple click desde el ordenador. Además llevan a cabo ferias, congresos y cursos para concienciar a las personas de que un mundo mejor es posible y que si se colabora en sociedad se podría llegar hasta ese gran bosque. Además cuentan con la colaboración de entidades tanto públicas (Ayuntamiento de Burgos, Valladolid, Soria o la Diputación de Burgos) como privadas (Fundación Atapuerca o el Instituto Jane Goodall, referente mundial en medio ambiente).

Un objetivo que el propio Felipe VI se encargó de conocer en persona tras un congreso en Bilbao y con el que ya han colaborado instituciones tan importantes en España como las embajadas de Francia, Noruega, Italia u Holanda. Estas colaboraciones que llevaron a la ONG a crear una plantación de árboles que simulaba el cuadro de El grito de Munch en Atapuerca fueron las razones por las cuales a finales de 2016 su presidente, Jorge Extramiana en representación de la organización, recibió el premio Medio Ambiente Atapuerca 2016.

Por último, junto al principal objetivo, ‘Un bosque para el planeta tierra’ lleva a cabo proyectos como las creaciones de reservas naturales de fauna y flora, concienciar sobre el medio ambiente, acercar las opiniones de personas que vivan con la naturaleza a la sociedad y hacer más accesible la naturaleza a personas con discapacidad. Todo bajo los ingresos económicos que aportan el patrimonio y renta de la ONG, las cuotas de los socios y las donaciones obtenidas, siempre de manera lícita y transparente.

Pese a que desde la organización saben que este objetivo no es sencillo, ‘Un bosque para el planeta tierra’ persigue su meta porque si para Diego los imposibles no existieron, todos juntos deberíamos crear un mundo mejor con un bosque que nos una.


La Fonda del Prado: alimentación ecológica y gourmet

Escrito por lamanozurda 09-05-2017 en Prácticas. Comentarios (0)

La alimentación ecológica se ha convertido en una nueva forma de dieta sana y respetuosa con el medioambiente, pues en su elaboración no intervienen productos químicos y tan solo se usan materiales orgánicos naturales. A través de estas características muchos alimentos propios de España han ganado la categoría de considerarse gourmet gracias a dicho procesamiento y a su sabor de una enorme calidad. En el salón del Gourmet que se celebra en Madrid cada año se recogen algunos de estos productos.

Una de las empresas que se encarga de obtención de alimentos ecológicos es La Fonda del Prado, de tradición familiar y situada en Villalba de Duero, en la provincia de Burgos. Un lugar donde el producto característico son los escabechados de carnes de ave. Estos animales se crían de una forma selecta, en las granjas pertenecientes al negocio y a través de una dieta de cereales, frutas y hortalizas que se proporcionan a las aves mediante un proceso largo que puede durar hasta dos años y donde no se fuerza al animal a ingerir los alimentos para que se desarrolle de una forma más rápida y económica.

En cuanto a la feria del Gourmet, La Fonda del Prado vuelve a asistir un año más, ya son cinco y su producto se ha visto beneficiado a través de la comunicación de esta feria. Allí Ramón Monzón, uno de los hermanos que hoy dirige el negocio, atiende al público interesado en este producto que ha encontrado un nicho en España, pues en pocos sitios se puede encontrar el resultado que esta empresa ofrece y con la calidad que se le ha otorgado a través de diferentes organismos. Uno de los productos típicos que se puede ver en el stand es el faisán escabechado, sello por excelencia de La Fonda del Prado y un animal que llega hasta los envases que se comercializan pasando por su cuidado ecológico en las granjas que se ubican en los campos de la Ribera del Duero, un cocinado siempre natural y con productos de calidad como el aceite de oliva y un envasado final que respeta el producto para que se pueda consumir como si estuviese recién hecho.

En cuanto a la comercialización Ramón detalla que el principal punto de compra se encuentra en la propia empresa familiar de Villalba de Duero, donde además tienen un restaurante para acoger a grandes grupos. En los últimos años sus productos se han distribuido a través de varias tiendas de la provincia de Burgos, la principal se encuentra en Aranda de Duero, y en Madrid, donde sirven a varias tiendas de productos ecológicos y gourmets.

Por último, los alimentos que La Fonda del Prado ofrece están destinados a un público selecto, pues la producción no se hace para grandes masas, pero que demanda elaboraciones de calidad y con buen sabor. Además del faisán escabechado ya comentado anteriormente, el negocio comercializa pintada, gallo, gallina, perdiz, codorniz y en los últimos años bacalao, que se produce solo previo pedido y con el sello que tendría cualquier ave de las mencionadas.

Uno de los muchos alimentos ecológicos que cada vez con más frecuencia están abundando en España y que tratan de respetar la producción tradicional de las diferentes regiones, los valores medioambientales y el uso de materiales naturales para acabar llevando al paladar de sus consumidores los mejores y más saludables sabores del país.


VIII Encuentro Gabinetes vs Periodistas: Ambas partes se necesitan para reflotar el Periodismo

Escrito por lamanozurda 02-05-2017 en Prácticas. Comentarios (0)

El pasado martes 25 de abril tuvo lugar la VIII Edición de ‘Gabinetes vs Periodistas’. Un encuentro entre profesionales de la información en el que se trata de poner en boca de expertos del periodismo los temas de más actualidad y controversia del momento. En esta ocasión uno de estos puntos fue “el auge del populismo en la actualidad” desarrollado en una mesa redonda bajo la moderación de Sonia Ruiz, responsable de la Comunicación Interna de varias multinacionales, y la participación de Luis Arroyo y Elena Barrios, representantes del bando de gabinetes y Magda Bandera y Ricardo Jiménez como periodistas.

En cuanto a las distintas opiniones reflejadas a lo largo de todo el encuentro me gustaría centrarme en el punto de vista de Arroyo, presidente de Asesores de Comunicación Pública y con experiencia en gabinetes políticos, entre otros del PSOE y Bandera, directora del diario digital lamarea.com. Ambos mantuvieron el protagonismo durante la gran parte del acto y sus ideas chocantes avivaron un debate que de no ser por ellos habría consistido en un “qué es para ti el populismo”.

Así pues, en primer lugar Luis manifestó la idea presente en los gabinetes de que el populismo actual es un mero pasajero que ha encontrado su auge tras una grave crisis financiera y que quiere dar la vuelta a un sistema que para los populistas es injusto con la sociedad.

Por su parte, Magda trató de centrar su opinión en la corriente de la sociedad que llama a todo populismo y que origina en palabras de la directora de La Marea que “se creen neofascismos entre la población por centrarse en temas menos importantes y que tendrán corto recorrido como Podemos o Mélenchon”. Por ello la periodista argumentaba que el secreto del buen periodista es saber diferenciar el populismo neofascista de Trump o Le Pen y obviar las palabras de gente como Pablo Iglesias.

Dos opiniones contrarias que chocaron en el punto de ver cómo este populismo está cambiando la manera de trabajar en los medios, puesto que mientras personas como Trump deciden distanciarse de la prensa para comunicar sus ideas por su cuenta en redes sociales, los diarios tratan de emitir información rápida y con poca verificación. Con esto se ha llegado a un periodismo donde el “click” vale más que un análisis de la información y compartiendo las palabras de Arroyo “a día de hoy la palabra no vale nada”.

Con esto considero que debido al mal momento que viven los periodistas, estos necesitan de los gabinetes y de la eliminación de aquellas entes políticas que quieren controlar la información para volver a hacer análisis cuidados y exhaustivos de la actualidad, noticias cuidadas y emitir palabras verificadas que no solo pretendan llegar a todo el mundo, sino dar opinión y contrastes a esas personas que se interesan por la buena información. A su vez, los gabinetes han entrado en una espiral donde ven a los periodistas como enemigos a los que tratan de vender sus ideas y no tratan de compartir los hechos para que desde las redacciones se verifiquen y se expongan de una manera más objetiva.

Por ello debería haber más debates como Gabinetes vs Periodistas, donde las dos partes dan a conocer su opinión con el fin no de enfrentarse, sino de juntar sus fuerzas para volver a la esencia del buen periodismo, que no es otro que informar a la sociedad.


Mercados afianza el dato de El Mundo los domingos

Escrito por lamanozurda 25-04-2017 en Prácticas. Comentarios (0)

El pasado 20 de abril se hacía público el Estudio General de Medios (EGM) que destacaba que el diario generalista El Mundo se afianzaba como el segundo medio más leído dentro de la prensa no especializada con 715.000 lectores diarios, un dato que aumenta hasta los casi 850.000 en domingos. A este dato ayuda el suplemento ‘Mercados’ que el periódico contiene el último día de la semana y que detalla de un modo diferente a Expansión (también del grupo Unidad Editorial) la actualidad económica.

‘Mercados’ es propiedad de Unidad Editorial, como ya se ha comentado, siendo Marcos Iriarte su redactor jefe y responsable de la edición del suplemento. Al periodista le acompañan en la redacción Raquel Villaécija, Carlos Fresneda, Luis Alberto Álvarez o María Hernández, además de colaboradores como Jordi Sevilla quien tiene tres cuartos de página en cada edición.

En cuanto a las secciones, el suplemento se divide en Empresas donde se detalla la actualidad económica asó como lo referente al sector empresarial, Su Dinero con artículos destinados a mirar por la microeconomía, Innovadores tal y como refleja el nombre sobre novedades y futuro y Emprendedores & Empleo sobre la búsqueda de trabajo y el saber encontrar nuevos nichos de mercado.

Referente a las ventas, como ya se ha reflejado al principio de este artículo, ‘Mercados’ pertenece se encuentra dentro del diario El Mundo y por ello tiene el mismo número de lectores que este, cerca de 850.000. Como consecuencia de estar asociado a este periódico es también un suplemento destinado a un público generalista que se interesa por la economía de una forma diferente a la actualidad que destina el diario generalista pero sin llegar a tener la especialización de las publicaciones puramente económicas como sería Expansión dentro del grupo Unidad Editorial.

Con todos estos datos podemos decir que ‘Mercados’ supone uno de los alicientes que lleva a que El Mundo tenga más lectores los domingos que el resto de los días de la semana y que además sirve para completar la extensa información de la sección de economía del propio diario. Pero en cuanto al lado negativo hay que resaltar que este suplemento, al igual que el periódico, no es ajeno a la crisis por la que pasan los medios impresos y comparando los datos de difusión de finales de 2016 a principios de 2017, la publicación ha pasado de tener 761.000 lectores a 715.000. Una pérdida de casi 50.000 clientes que se ha traducido en más despidos, situaciones precarias y contratación de autónomos, tres características que tienen marcado al grupo Unidad Editorial desde que en mayo de 2016 se hiciese efectivo el ERE en todas sus redacciones.